Mi impresión clínica a lo largo de los años ha sido que las personas con Síndrome de Asperger maduran más lentamente, es decir, envejecen más lento. Así en la edad adulta, muchos se ven mucho más jóvenes de lo que su edad cronológica nos dice.Sus manos y sus caras pueden ser sorprendentemente suaves, como si no hubieran sido usadas, incluso en la madurez.

Contrariamente, estas mismas personas cuando niños pueden haber parecido “muy serios” y “demasiado adultos”. Pero a medida que crecen se ven más “jóvenes”, “ingenuos”, “infantiles” o incluso “inmaduros”.

Hasta cierto punto, la falta de comunicación facial no verbal que es también parte integrante del síndrome, podría contribuir a esta impresión. Pero también un desarrollo inusual de las hormonas o otros factores del crecimiento podrían seruna explicación alternativa.
A Guide to Asperger Syndrome

Próximo Articulo – Problemas de Escritura en el Asperger




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here