Medidas de psicoeducación tanto generales como específicas. Las medidas generales son el tipo de intervenciones que tienen como objetivo aumentar el conocimiento acerca de un deterioro funcional -como en el síndrome de Asperger- entre el público. Las medidas específicas se refieren a la persona y hacen referencia a las tentativas concertadas para elevar el nivel de conocimiento y optimizar las intervenciones educativas y de formación profesional dirigidos a niños con Síndrome de Asperger.




Algunos de los niños más inteligentes con el Síndrome de Asperger pueden, y por lo general deben educarse en el contexto de un aula “normal”, es decir, un salón de clases con muchos alumnos. Sin embargo, es importante asegurarse de que los profesores estén conscientes del diagnóstico de la persona afectada y sus implicaciones. Por lo general se requiere un alto grado de estructura. El grado de las expectativas o exigencias generales y específicas son cruciales. No es raro que las demandas sean demasiado bajas en algunas áreas, mientras que en otras -particularmente aquellas que requieren la interacción social, como el trabajo en grupos y similares pueden ser poco realistas. Una estrecha colaboración entre los niños, los padres y los maestros, a veces con el apoyo del equipo de encargados de la salud del establecimiento educacional (médico, psicólogo, y enfermera de la escuela), suele ser necesario, con el fin de evitar mayores problemas en la escuela.

niño asperger

Inteligencia en Niños con Síndrome De Asperger

Un grupo más pequeño con niños con inteligencia más alta, un grupo mayor de las personas con niveles de inteligencia normal, y la totalidad de las personas con inteligencia subnormal, se beneficiarán de la asistencia a grupos más pequeños en el aula, con no más de 6-15 alumnos. Estos grupos podrían muy bien formarse con personas con problemas similares, los niños con otros trastornos neuropsiquiátricos, los llamados niños normales con alta inteligencia que necesitan estimulación más adaptada individualmente, y los niños con dislexia.
Incluir a niños con trastornos del espectro autista en aulas normales en la que otros alumnos han sido capacitados o instruidos específicamente para tratar de facilitar la socialización y la comunicación con estos otros niños puede ser muy eficaz, al menos de acuerdo a los estudios formales realizados. Sin embargo, hay que decir que la integración sin estas medidas específicas dirigidas a ayudar a las personas con trastornos del espectro autista, no favorecen necesariamente su desarrollo social.




Un pequeño número de niños con síndrome de Asperger que funciona intelectualmente en el rango normal o normal-bajo es posible que necesiten de educación especial o diferenciada. Es de suma importancia que el sistema escolar proporcione una amplia gama de alternativas para niños con síndrome de Asperger. Algunos estarán bien en grupos grandes (siempre que el profesor tenga un buen conocimiento sobre el síndrome de Asperger), mientras que otros necesitarán el “refugio” de una clase más pequeña en la que algunos puedan también tener el síndrome de Asperger y otros problemas relacionados con otros diagnósticos. Asistir a una sala de clase especial o diferenciada puede ser muy útil y necesario en estos casos.
A Guide to Asperger Syndrome

Próximo Articulo – Problemas en la planificación o función ejecutiva en el Asperger




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here